El distanciamiento social ha obligado a muchos a teletrabajar. Sin embargo, el dato más interesante según las encuestas más reconocidas de México, refiere que más del 50% de los trabajadores siente estrés y frustración. Si esto te suena familiar, te mostramos como tener inteligencia emocional a distancia en el 2020.

Los lunes por la mañana, son los momentos de mayor importancia en que los equipos de teletrabajo se reúnen por videollamada a organizar las tareas que deben cumplir en el home office. Imaginemos que prendes tu cámara para entrar a la video llamada por zoom.

En la pantalla principal se encuentra Susana, una joven que vive en un edificio donde la basura, el de los tamales y el “fierro viejo” pasan seguidos uno de otro a partir de las 9:00 am. Diego, acaba de despertar y apaga la cámara para tener mejor señal en la llamada. Eric el tímido, prefiere no compartir sus pensamientos por lo que solo escucha a los demás. Finalmente, Regina lanza el primer comentario de la reunión expresando lo desmotivada que está con el trabajo y la carga laboral que se avecina en la semana. Difícil equipo, ¿no?

Ante esto, Daniela, la líder del equipo, se enoja por lo accidentada de la reunión, ambiente que viene siendo así desde que comenzó el confinamiento por la pandemia.

¿Has pasado por alguna de estas situaciones? La adaptación al teletrabajo ha sido un proceso complejo para los trabajadores, pero existen claves que se pueden considerar para mejorar este ámbito laboral con inteligencia emocional.

Sinergis ofrece soluciones digitales ante el confinamiento mundial
La inteligencia emocional es importante en el teletrabajo

Habilidades para un teletrabajo positivo

Usar la inteligencia emocional en el teletrabajo nos permite reconocer nuestras emociones y saber gestionarlas, además de mejorar el trabajo en equipo, las relaciones con los clientes, la capacidad de controlar el estrés, de liderar y asimilar los cambios.

Por definición, el teletrabajo es toda actividad laboral que se realiza a distancia, con la ayuda de tecnologías de la información. En concreto, para las personas representa una dinámica social muy distinta a la del trabajo presencial.

Para empezar, el home office se realiza sin supervisión directa y sin socialización con otros compañeros. Además, admite una mayor flexibilidad de horarios y se mide por los objetivos alcanzados.

Existen algunos rasgos que suelen adaptarse mejor al trabajo remoto y están más protegidos frente al estrés laboral:

  • Buen manejo de tareas asignadas
  • Alto rendimiento
  • Independencia (se ha definido como el factor protector más importante respecto al teletrabajo)
  • Comodidad con la falta de contacto social
  • Buenas habilidades para gestionar el tiempo
  • Capacidad de concentración
  • Habilidades comunicacionales
  • Confiable, no requiere supervisión
  • Asertivo: sabe decir que no y establece prioridades
En sinergis nos importa el bien estar de las personas.
Una buena organización del tiempo puede ser clave para la salud mental de los teletrabajadores

¿Cómo evitar sentimientos negativos como la frustración y ansiedad en el teletrabajo?

Las emociones surgen sin que podamos evitarlas. Por eso, gestionarlas con inteligencia emocional es clave. Reconocer nuestras emociones y empatizar con los demás mejora la comunicación y equilibra la rutina diaria, dando tiempos de calidad en todo ámbito, aportando positividad en nuestras vidas y evitando que la ansiedad y la frustración lleguen para quedarse.

Lee más sobre webinars y livestreams aquí

El teletrabajo provoca niveles más altos de estrés e insomnio

Se descubrió que los trabajadores eran más productivos cuando realizaban sus tareas fuera de una oficina, pero los algunos investigadores también advirtieron riesgos para el trabajador.

El estudio puso de manifiesto que los empleados que trabajaban en su casa tenían jornadas laborales más largas, un trabajo más intenso e interrumpían labor para realizar tareas domésticas. La investigación distinguió entre los empleados que trabajaban regularmente en casa, los que se movían constantemente para trabajar en diferentes lugares y los que dividían su tiempo entre una oficina y otro sitio.

Los grupos de trabajadores que siempre trabajaban en la oficina reportaron unos niveles de estrés e insomnio menores que los trabajadores que trabajan en casa. El 42% de estos últimos presentaba unos niveles altos de estrés, frente al 29% de los trabajadores que realizaban sus tareas en una oficina.

Estos resultados ponen de manifiesto la necesidad que tienen los trabajadores de estar en contacto con compañeros de trabajo, aunque, reconocen, “hay momentos en los que el aislamiento físico ofrece el mejor escenario para completar con éxito una tarea”.

Descubre los hábitos de consumo digitales

¿Qué podemos hacer para mantenernos equilibra

El hecho de tener teletrabajo no significa que no podamos disfrutar o hacer otro tipo de actividades. De acuerdo, no podemos salir, pero podemos apuntarnos a un webinar sobre gestión del tiempo, engancharnos con un vídeo en las redes sociales para mantenernos en forma con un entrenador personal que nos manda ejercicios o tomar el café con amigos de forma virtual.

Una de las cosas más importantes es tener una rutina con horarios en los que quepan cosas de varios tipos. El teletrabajo es parte de nuestra jornada, pero has de organizar el resto del tiempo.

Márcate unos objetivos diarios y una rutina que te haga seguir el horario como si tuvieras que salir de casa. Organiza reuniones con tu equipo de forma virtual y conversa con gente que no está en casa para mantener el contacto con otras personas.