Desde que se introdujeron en el mercado los servicios de webinars y livestream en vivo, ambos servicios se han vuelto muy populares para eventos empresariales o sociales que se basan en tiempo real. Es muy común que la gente confunda entre un livestream en vivo y un servicio de webinar. Esto se debe al hecho de que el livestream y el webinar en vivo tienen funciones y propósitos similares. Pero los expertos en la industria del video no estarán de acuerdo, ya que todavía existen algunas diferencias clave entre un livestream y un servicio de webinar, y espero que este artículo explique qué y cómo funcionan los livestream y webinar.

El livestream suele ser más una transmisión. A menudo implica varias entradas (más de una cámara, entradas de pantalla, etc.) que requieren más equipo y más configuración. Requieren un equipo para configurar, con tiempo de preparación, y requieren hardware especializado, incluido un conmutador (si tiene la intención de tener varias cámaras). Se puede pensar en el livestream más como una transmisión personalizada; puedes imaginar que la transmisión requiere una preparación cuidadosa y experiencia para configurar. Además de un cuadro de chat y una función de preguntas y respuestas, que proporcionan una visualización pasiva, además de que los asistentes no pueden compartir sus cámaras.

Los webinars por su parte pueden ser configurados por una persona, según sea necesario, y no requieren hardware adicional (aparte de un micrófono y una cámara web). Se puede pensar en los webinars como sesiones interactivas en línea que cualquier persona puede ejecutar (después de un poco de capacitación). Son tan interactivos (levantar la mano, comentar, compartir aplicaciones, salas de grupos, etc.) como desees, además de que los asistentes pueden compartir sus cámaras.

¿Por qué las personas prefieren un LIVE que un webinar tradicional?

Por su funcionamiento tan sencillo: no tienes que descargar aplicaciones, no debes completar largos formularios, no hay íconos nuevos en el escritorio, simplemente abres una pestaña adicional en el navegador web y se reproduce. No se requiere un proceso de descarga e instalación. Se ajusta a la ocupada vida laboral de los profesionales, es ¡click and play!

¿A qué se debe la gran aceptación de los LIVE? ¿Es una moda?

No es una moda. La transmisión en vivo es una de las formas más efectivas de formación. Cada mes, las principales plataformas de transmisión están agregando nuevas características que permiten lograr un alto impacto convirtiendo este formato en una metodología de educación para el trabajo de mayor alcance a menor costo.

¿Qué ventajas tienen hacer un LIVE?

Puedes tener un sistema de registro propio, incluir seguridad y capturar datos en el mismo reproductor de video. Además, un LIVE tiene mayor alcance, retención de audiencia y participación a través de chat. Además, el sector pharma, cada día se está interesando más en estas plataformas que permiten llegar a los usuarios de forma mas exacta.

Conclusiones clave para tu evento virtual

Organizar un evento virtual puede ser una gran oportunidad, por ello te damos algunas claves para que tu evento destaque del resto y sea todo un éxito:

• Diferencia tu experiencia virtual de un webinar creando una experiencia activa para los asistentes que les permita participar de varias maneras.
• Una vez que hayas evaluado el entorno relacionado en las áreas importantes como la salud y la seguridad de tus clientes, transforma tu entorno en virtual para brindar oportunidades y nuevas estrategias.
• Inicia una conferencia virtual exitosa identificando su audiencia y diseñando experiencias centradas en los asistentes.
• Colabora con tus patrocinadores para maximizar tu asociación.
• Define tus métricas clave para el éxito virtual.
• Evalúa las herramientas adecuadas para tu evento.
• Concéntrate en una solución virtual integral con la herramienta indicada.